Identificación Humana

Identificación Humana (2)

Miércoles, 24 May 2017 11:11

La Identificación Humana Forense

Escrito por

La identificación humana es uno de los aspectos importantes dentro de las ciencias forenses,  debido a la certeza que debe tenerse en los procesos propios en el ámbito judicial, siendo un reto el darla fehacientemente a los individuos que buscan establecerla.  El concepto en general aplicado a ciencias forenses se puede resumir como  el conjunto de características fenotípicas y genotípicas que presentan y que lo hacen único; establecer la identidad de las personas que sufrieron un hecho violento es parte de los quehaceres de los investigadores y científicos forenses toda vez que los objetivos de una necropsia constituye establecer:   a) la identidad de la persona fallecida, b) la causa y manera de muerte y el c) tiempo de muerte.

En la actualidad en el Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala  INACIF  se ha adoptado tecnología de punta y métodos internacionales para lograr establecer la identidad  mediante bases científicas como: lofoscopia, odontología, análisis de ADN, así como parámetros antropométricos, características individualizantes, (cicatrices, tatuajes, eventos médicos), aspectos fisonómicos específicos, características corporales ocupacionales entre otros, que en forma integrada dan la certeza sobre la identidad plena de una persona.

Con la creación del Registro Nacional de las Personas (RENAP) se está logrando enrolar a los ciudadanos de forma sistemática, ordenada y fiable entregando una credencial de identidad llamada DPI  para los mayores de edad la gran ventaja es que se está implementando también para los menores de edad, residentes y extranjeros; además también existe un enrolamiento a nivel internacional el cual asimismo proporciona datos en aquellos casos que los guatemaltecos fallecen fuera del país.

De mejor manera a través de la suscripción de un convenio interinstitucional para consultas de base de datos civil entre el INACIF y RENAP, la posibilidad de consultar la base de datos criminal, los resultados realmente excelentes y alentadores para seguir identificando a las personas, el único documento de identificación personal era la cédula de vecindad, la cual era extendida por las municipalidades solo para mayores de edad;  este documento era un libro de ocho hojas análogo y con pocos elementos de seguridad, fácilmente se podía alterar y por lo tanto evidenciaba falencias en la identificación de individuos; por el contrario actualmente, el DPI posee un chip electrónico el cual incluye información y lectura de datos, registro fotográfico facial y la comparación de huellas dactilares que facilita la identificación.

En ciencias forenses es muy importante utilizar todos los métodos o bien integrar los disponibles en la certeza de la identidad, dada la idiosincrasia, la no portación de documentos de identificación, no inscripción y registro de niños y niñas al momento de nacer, sobre todo en el área rural del país, las situaciones de tratar de ocultar la identidad de una persona que cometió o comete hechos delictivos.

Dentro de los sistemas novedosos de alta tecnología se encuentra el concerniente a  las huellas dactilares que implican una certeza del 100 por ciento sobre la identidad humana al poseer características de perennidad, inmutabilidad y variabilidad de forma única para cada ser humano.

El uso del sistema informático digital de huellas dactilares AFIS   ha  sido utilizado para cotejo de huellas y proveer la identidad  a las personas fallecidas que ingresan a INACIF bajo el término de XX o lo que en los Estados Unidos les denomina John Doe o Jane Doe  en otras palabras personas que se desconoce su identidad.

El sistema AFIS necesita que un perito especializado corrobore la autenticidad de la huella y lo confirme tomando en cuenta las implicaciones legales que puedan alcanzar al terminar el proceso de identificación.

Reviste particular importancia este proceso ya que podrá incidir en el control de altas y bajas en el registro civil de las personas, padrón electoral, catastral y mercantil.

En efecto a partir  de la creación del INACIF en Guatemala se unifican la medicina legal y ciencias forenses logrando tecnificar y dar soluciones como auxiliares en el sistema de justicia guatemalteco (Decreto 32-2006) incorporando también odontólogos forenses quienes a través de los análisis estomatológicos comparan fichas dentales sobre todo en casos de personas en estado de putrefacción y en casos de accidentes aéreos o terrestres donde se puede recuperar parcial o totalmente piezas dentales y aparato masticulomandibular para su comparación.

El sistema que actualmente ha cobrado auge y desarrollo tecnológico, corresponde a la identificación por ADN o a través del genoma humano, este ha permitido en última instancia la corroboración y filiación de familiares con la sospecha de muerte de un individuo. La diferencia con los otras dos (lofoscopia y odontología) es que este permite filiar madre, padre, hermanos y abuelos con una probabilidad de hasta el 99.99 por ciento.

Con el surgimiento, incorporación y establecimiento de sistemas informáticos como el CODIS y M-FISys.  Actualmente se puede tener esa certeza científica de la filiación contribuyendo además en la investigación y particularización de delitos sexuales, filiación paternidad y en casos específicos de criminalística, en donde la evidencia corresponda a restos óseos, dispersos y/o ausencia del cráneo, el cual provee elementos propios de identificación.

Es importante subrayar que la identificación genética es la última en realizarse y no necesariamente es la mejor, es complementaria con los demás métodos para así tener la certeza de la identidad, como también por los altos costos económicos que contrae, hace que cada caso deba ser analizado previamente de someter a este análisis. Paralelamente se cuenta con un programa desarrollado por el Comité Internacional de la Cruz Roja denominado AM-PM el cual será de mucha utilidad en la identificación de personas desaparecidas, las cuales llegan a las distintas morgues de la república.

Es un reto y a la vez una gran responsabilidad, conformar un equipo de trabajo multidisciplinario denominado Comité de identificación Humana, el cual evalúa y confirma identificaciones científicas tomando en cuenta además de la dignidad humana, la familia victimas secundarias y a la persona violentada como eje principal estando esto contenido en la ley orgánica del INACIF. El trabajo coordinado de forenses guatemaltecos se ha extendido afuera de las fronteras patrias al haber sido conformado el Consejo Regional Centro Americano, Chiapas Belice y Panamá a través de sus institutos de medicina legal y ciencias forenses siendo un esfuerzo de unión y sinergia en contra de flagelos como trata de personas, adopciones ilegales, crimen transnacional entre otros.

CONCLUSIÓN

En INACIF se tiene el orgullo de tener científicos forenses jóvenes ávidos por el conocimiento y con gran experiencia en tribunales de justicia, con valores, mística y vocación al trabajo; que quieren contribuir al sistema de justicia de Guatemala, haciendo propia la misión del INACIF en lo referente a la emisión de dictámenes útiles en los fueros judiciales y bajo esa misión se han logrado avances significativos, como la disminución de aproximadamente 50% de los cadáveres no identificados en el 2013 comparado con el 2012 y la cifra ira a la baja.

---

Dr. Jorge Nery Cabrera Cabrera
Director General del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala (INACIF) período 2012-2017
Médico y Cirujano, Universidad de San Carlos de Guatemala
Especialista en Patología, Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, Universidad de San Carlos de Guatemala
Número de colegiado: 10,582
Maestría en Medicina Forense, Universidad Mariano Gálvez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Jueves, 04 January 2018 10:14

Desmembramiento

Escrito por

headerDESMEMBRAMIENTO:
¿FENÓMENO DE DESCOMPOSICIÓN SOCIAL?

Análisis de casos de desmembrados años 2012, 2013 y primer semestre 2014, a nivel de toda la república

 

El objetivo del presente artículo es describir el análisis e interpretación de los casos de desmembramiento, realizados por los peritos en medicina forense en las distintas morgues de la república, durante los años 2012, 2013 y el primer semestre del 2014. El análisis fue de tipo diacrónico, comparativo e interpretativo tanto desde el punto de vista médico legal como de los resultados obtenidos de los laboratorios de criminalística del INACIF. Se determinó un total de 96 víctimas desmembradas a nivel nacional, en el período citado anteriormente, con mayor frecuencia en la región de la ciudad capital, incluyendo algunos municipios cercanos y los departamentos de Jalapa, Zacapa, Escuintla e Izabal. Los rangos de edad se pueden encuadrar en dos rangos principales, 15-25 y 25-40 años, con mayor frecuencia del sexo masculino (63); sexo femenino (30) e indeterminado (4). Se observó un incremento exponencial de casi 50% en aquellos crímenes en contra de personas de sexo femenino, cambiando radicalmente en el primer semestre del 2014. Asimismo, la cantidad de lesiones corporales con arma cortocontundente y con reacción vital, fue en ascenso lo que puede reflejarse en múltiples heridas, en conjunción con grafías corporal y documental recuperadas de las escenas de crimen.

Los índices de criminalidad en Guatemala son de los más altos en todo el mundo, las razones que se citan para este grave problema varían, desde desempleo, corrupción, falta de oportunidades laborales, incidencia del crimen organizado hasta sicariato, para citar algunos. Precisamente los reportes de las necropsias efectuadas en las morgues del INACIF, incluyen casos de desmembramiento, entre los fenómenos cada vez más frecuentes. El Ministerio Público a través de sus equipos de procesamiento de escenas de crimen en toda la república, aborda distintos escenarios y en el caso de localización de cuerpos desmembrados y/o segmentos corporales son enviados para realizar los análisis forenses correspondientes.

A partir del año 2009 hasta el presente año, se ha notado el incremento de cadáveres con estas crueles señales de violencia en distintas áreas geográficas. La tabulación de dichos casos se incluye en la base de datos del instituto, así como los dictámenes médico forenses que reflejan su procedencia, necropsias realizadas y análisis forenses solicitados.

El universo de estudio comprendido en el presente artículo abarca todos los casos reportados para los años 2012, 2013 y el primer semestre del 2014. Se analizó diacrónicamente los dictámenes, dividiéndose en varias categorías para su tabulación y posterior análisis criminológico. La cantidad de dictámenes revisados fueron 130, no necesariamente casos, ya que en algunos casos fueron conexados de diferentes áreas de localización y recolección; por lo tanto correspondió a un total de 96 casos de desmembramiento a nivel nacional, con su consecuente sub-división por género y grupo etario.

Asimismo se solicitó a varios laboratorios del INACIF, su correspondencia en el caso que pudiera haberse solicitado análisis específico como parte de la investigación criminal por parte del Ministerio Público. Se explica a continuación los resultados de la investigación, lo cual refleja que aparte de ser un fenómeno criminal de altas proporciones, denota una descomposición social que se ha tornado hasta cierto punto como normal, mostrando actos deleznables en contra del ser humano.

 


La investigación que dio como resultado el presente artículo, consistió en la revisión del listado estadístico de control que se lleva en el INACIF, posteriormente diseñando una matriz de control que incluyó 19 variables para así tener una amplia perspectiva de los casos analizados. Las categorías fueron las siguientes: número de caso, fecha de necropsia, sexo, edad, procedencia, causa de muerte, delito sexual, áreas corporales, nivel de los cortes, objeto vulnerante, vitalidad de las heridas y otras lesiones asociadas.Las categorías restantes corresponden a los resultados de los análisis de los laboratorios de lofoscopía, balística, toxicología, genética y serología. Esto con el objetivo de reforzar lo resultante de los análisis con presencia o ausencia de tóxicos, huellas dactilares en las bolsas plásticas que muchos de los cuerpos fueron depositados y

evidencia balística. Finalizando con dos categorías referentes a rasgos distintivos (leyendas, grafías, tatuajes, entre otros) e identidad de la persona.No se menciona la identidad de las víctimas, ya que la mayoría de estos casos se encuentran en la categoría “bajo reserva” y en otros ejemplos, en conexión con investigaciones de persecución penal estratégica de estructuras delictivas por parte del Ministerio Público.

Hay que subrayar que las categorías con mayor énfasis correspondieron a edad, sexo, procedencia, causa de muerte, delito sexual y vitalidad de los cortes; ya que como se explicará posteriormente pertenecen a rangos de edad específicos, género masculino con mayor predominancia y en algunos casos evidencia de heridas ocasionadas en vida.

 graph

RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Se mencionó anteriormente que el universo de estudio incluyó todos los casos registrados en la base de datos del INACIF, de los años 2012, 2013 y primer semestre del año 2014. Por lo tanto se presentan los resultados por año y por ocurrencia geográfica, que incluye rango de edad, grupo etario y frecuencia donde se localizaron las lesiones en las áreas corporales. Se incluirá por aparte la ubicación geográfica a nivel urbano y rural, con el fin de observar la ocurrencia y recurrencia de estos hechos. (Mapa 1)
Los resultados de los análisis de los casos del año 2012 se pudieron identificar un total de 40 casos
de desmembramiento, en los cuales 30 correspondieron a víctimas de sexo masculino, 8 de sexo femenino y 3 de sexo indeterminado. Estos últimos denominados así ya que fue un segmento corporal el ubicado o bien correspondió a restos óseos dispersos, sin marcadores obvios para determinación de sexo.
 
 
 
 

La disposición de los segmentos corporales, según reporte del ente investigador, correspondió a escenas de tipo abierto y en bolsas plásticas color negro y en algunos casos con notas y grafías de amenaza e intimidación. Esto se interpreta con el objetivo de que sean de dominio público, que sean localizados y que envíen un mensaje intimidatorio en términos de territorialidad y pertinencia.

Geográficamente, la región metropolitana es la que reporta mayor cantidad de los casos analizados con un total de 21, seguidos de casos registrados de áreas de los departamentos de El Progreso, Jalapa, Zacapa, Chiquimula, Escuintla y Alta Verapaz. Los casos reportados a nivel metropolitano provienen en gran porcentaje de áreas ubicadas en zonas 11 y 18 y de los municipios de San José y Santa Catarina Pinula.

Esto reviste especial importancia desde el punto de vista criminológico, ya que son áreas denominadas por los entes investigativos como “zonas rojas”, esto se refleja en el aparecimiento de 12 cadáveres desmembrados del subtotal mencionado de 21 en el área metropolitana.

Las víctimas correspondieron a 8 de sexo masculino y 4 de sexo femenino Las lesiones reportadas en las víctimas; fueron en su mayoría cortes realizados en la región posterior del cuello y los tercios proximales de ambas extremidades, utilizando como objeto vulnerante armas de tipo corto contundente y en 4 casos con signos claros de reacción vital. Solamente en dos casos se evidenció delito sexual, en víctimas de sexo femenino, coincidiendo con grafías corporal (tórax) y documental.

A nivel del interior de la república, se refleja una marcada diferencia en dos factores en particular: sexo y localización de heridas. Referente al primero factor se reportaron 18 casos, de los cuales 17 correspondieron al sexo masculino y 1 al sexo femenino. Mientras tanto a la localización en áreas corporales, se centraron en la región anterior y posterior del cuello como punto focal y no en las extremidades. Con evidencia de utilización de objeto vulnerante arma blanca y corto contundente.

Los resultados de los análisis de los casos del año 2013 se pudieron identificar un total de 39 casos de desmembramiento, en los cuales 26 correspondieron a víctimas de sexo masculino, 12 de sexo femenino y 1 de sexo indeterminado. Este último denominado así ya que fue un segmento corporal el ubicado o bien correspondió a restos óseos dispersos, sin marcadores obvios para determinación de sexo.

Geográficamente, la región metropolitana es la que de nuevo, reporta la mayor cantidad de los casos analizados con un total de 23, seguidos de casos registrados de áreas de los departamentos de Jalapa, Zacapa, Quetzaltenango, Chiquimula, Escuintla y Petén. Los casos reportados a nivel

metropolitano provienen en gran porcentaje de la zona 11 y de los municipios de Mixco, San Juan Sacatepéquez y Villa Nueva.

De nuevo, el área metropolitana la ya mencionada zona 11, reportó dos casos y los otros tres municipios un combinado de trece casos lo que refleja también, áreas de alta incidencia criminal e impunidad; al depositar los restos desmembrados igualmente en la vía pública, en bolsas plásticas color negro y cercano a lugares de locomoción pública.

Las víctimas correspondieron a 12 de sexo masculino, 10 de sexo femenino y 1 de sexo indeterminado ya que correspondió a una extremidad superior derecha, que como unidad, imposibilitó realizar mayores análisis para determinación de sexo.

Las lesiones reportadas en las víctimas fueron cortes realizados en la región posterior del cuello y los tercios proximales de ambas extremidades, utilizando como objeto vulnerante arma blanca y corto contundente y en 5 casos signos claros de reacción vital. Es válido subrayar, que en dos casos en particular, se determinaron múltiples heridas punzo cortantes con reacción vital, en número de 7 y 84 especialmente en tórax y abdomen, acompañada de grafías corporal y documental relacionada a extorsión y territorialidad de grupos delincuenciales.

A nivel del interior de la república, al igual que en el año 2012 se refleja una marcada diferencia en dos factores en particular: sexo y localización de heridas. Referente al primero factor se reportaron 11 casos todos correspondientes al sexo masculino. Mientras tanto a la localización en áreas corporales, se centraron en la región anterior y posterior del cuello como punto focal y no en las extremidades. Con evidencia de utilización como objeto vulnerante de arma corto contundente.

Los resultados de los análisis de los casos correspondientes al primer semestre del año 2014, se llevaban contabilizados hasta el momento de la presente investigación 17 casos de desmembramiento, en los cuales 7 correspondieron a víctimas de sexo masculino y 10 de sexo femenino.

Geográficamente, la región metropolitana es la que de nuevo, reporta la mayor cantidad de los casos analizados con un total de 10, seguidos de casos registrados de áreas de los departamentos de Izabal, Retalhuleu, Huehuetenango y Petén. Los casos reportados a nivel metropolitano provienen en gran porcentaje de la zona 18 y de los municipios de Santa Catarina Pinula, Villa Canales y Mixco.

Las víctimas correspondieron a 2 de sexo masculino y 8 de sexo femenino, observándose aquí un marcado incremento a nivel de género mayormente afectado por la violencia de este tipo.


Las lesiones reportadas en las víctimas fueron cortes realizados en la región posterior del cuello y los tercios proximales de ambas extremidades, utilizando como objeto vulnerante arma corto contundente y en 6 casos signos claros de reacción vital. Como se ha mencionado el incremento en violencia contra la mujer, se refleja también en tres casos particulares, donde se infringieron múltiples heridas punzo cortantes con reacción vital, en número de 74, 98 y 116 especialmente en tórax y abdomen, acompañada de grafía corporal, específicamente, relacionada a pertenencia y territorialidad de grupos delincuenciales.A nivel del interior de la república, se refleja una diferencia en dos factores en particular: sexo y localización de heridas. Referente al primer factor se reportaron 7 casos, de los cuales 5 correspondieron al sexo masculino y 2 al sexo femenino. Mientras tanto a la localización en áreas corporales, se centraron en la región posterior del cuello y región dorsal, con predominancia de objeto vulnerante, el arma corto contundente.

Los rangos de edad no fueron incluidos por año, ya que se notó que los grupos etarios mayormente afectados mantienen una constante durante los dos años y medio de análisis de información. Es decir, los comprendidos entre los 15 y 25 años de edad y entre 25 y los 40 años de edad. Esto corresponde también a lo relacionado al género, correspondió a un 53% en personas de sexo masculino comparado con 47% de sexo femenino, lo cual a nivel república, se puede ver como un fenómeno muy similar en temas de análisis criminal.

Paralelamente, se pudo determinar que la concentración de desmembramientos ocurrió en la región de la ciudad capital con algunos municipios cercanos, de donde fueron recuperados por peritos de recolección de escena de crimen del Ministerio Público, en su mayoría en la vía pública, dentro de bolsas plásticas color negro y con tiempo estimado de deposición entre 12 a 16 horas. Ahora bien, en el interior de la república, los departamentos mayormente afectados fueron: Jalapa, Zacapa, Escuintla e Izabal con puntos de deposición mayormente en caminos vecinales y de acceso a la cabecera departamental.

 MAP


Lo que llamó poderosamente la atención fue el hecho de que los signos traumáticos de violencia extrema, fueron incrementándose del 2012 hasta el presente, reflejándose en múltiples heridas punzo-cortantes en tórax y abdomen, con evidente reacción vital lo que puede interpretarse como premeditación y planeación para infringir mayor sufrimiento y dolor en las víctimas.
Finalmente los resultados de los análisis de laboratorio de criminalística del instituto, mostraron, en algunos casos, estudios comparativos sobre huellas latentes recuperadas de las bolsas plásticas, la búsqueda en el sistema automatizado de huellas dactilares, aunque con resultados negativos para poder relacionarlos con algún sospechoso o sospechosa. Los análisis toxicológicos, biológicos y balísticos proporcionaron información adicional recuperada de las distintas escenas de crimen; aunque sin ser concluyentes al momento de correlacionar información proveniente de las necropsias realizadas y la hipótesis criminal planteada inicialmente.

CONCLUCIONES
Un total de 96 casos de desmembramiento fueron analizados e interpretados, siguiendo un acercamiento diacrónico de estos en toda la república, abarcando los años 2012, 2013 y el primer semestre del año 2014.

De la totalidad de los 96 casos, 62 corresponden a víctimas de sexo masculino, 30 a sexo femenino y 4 indeterminado, esto debido a que los restos no pudieron aportar elementos para su particularización (estado de conservación, putrefacción, resto óseo unitario, entre otros).
La región metropolitana y los municipios de Mixco, Villa Nueva, Villa Canales, San Juan Sacatepéquez, San José Pinula y Santa Catarina Pinula representaron casi el 63% de lugar de procedencia de las víctimas desmembradas.
Las zonas 11 y 18 de la ciudad capital fueron las que reportaron mayores casos de personas desmembradas, generalmente con predominancia de sexo masculino en comparación con las de sexo femenino.

Las causas de muerte mayormente reportadas consistieron en decapitación y trauma cráneo encefálico, debido a la evidencia analizada por los peritos en medicina forense en toda la república.
Las áreas corporales mayormente afectadas por seccionamiento con arma blanca y corto contundente, correspondió a la región posterior del cuello y tercios proximales de ambas extremidades. En algunos casos con evidentes signos de reacción vital.
Se pudo determinar un incremento en los casos de desmembramiento a nivel nacional, notándose hasta el mes de Julio del 2014 una frecuencia mayor a la observada en los dos años anteriores.
El análisis de los dictámenes médico forenses, reflejó un incremento en lesiones infringidas mientras la víctima aún se encontraba con vida, particularmente en tórax y abdomen. En algunos casos variando en cantidad de 7, 74, 84, 98 y 116 heridas punzocortantes.
Dr. Carlos Federico Reyes López
Arqueólogo, Universidad de San Carlos de Guatemala
Número de colegiado: 9,853
Doctorado en Identificación Humana y Criminología, Universidad de Glasgow, Escocia, Reino Unido
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
BIBLIOGRAFÍA
Carney, P. Thomas. (2010) Practical Investigation of Sex Crimes. A Strategic and Operational Approach. CRC Press. Boca Raton, Fl. U.S.A. Pp. 221
Kail, Tony M. (2008) Magico - religious groups and ritualistic activities. A Guide for First Responders. CRC Press. Boca Raton, Fl. U.S.A. Pp. 147
Pantoja Vacaflor, Saúl. (2010) Vitalidad de las lesiones. En: Ciencias Forenses 2do. Congreso Internacional Memorias. Ciudad de México, 28-30 / Abril de 2010. Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal. 1ª Edición. México, D.F. Pp. 77-83
Perlmutter, Dawn. (2004) Investigating religious terrorism and ritualistic crimes. CRC Press. Boca Raton, Fl. U.S.A. Pp. 454
Vargas Alvarado, Eduardo. (2000) Medicina Legal. Editorial Trillas. Costa Rica. Pp. 579

INACIF

Somos una institución con autonomía funcional e independiente que surge como consecuencia de la necesidad de unificar y fortalecer los servicios periciales forenses en Guatemala, mediante el desarrollo científico del trabajo que realiza como institución autónoma, garantizando la imparcialidad y confiabilidad de la investigación técnica científica, contribuyendo así al sistema de justicia.

 

DIRECCIÓN SEDE CENTRAL

14 calle 5-49 zona 1, Guatemala

Ver en Google Maps 

TELÉFONO SEDE CENTRAL 14 CALLE

(502)-23273100

Ver Directorio Telefónico Institucional