Guatemala,




  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Boletín 17: Diciembre 2011
Año 3 Número 9

Mensaje de la Directora General -durante la entrega del Edificio a Equipo de Chimaltenango-


Hasta el Siglo XVIII la confesión –era la prueba reina- desde luego una confesión mal entendida que recurría- según narra la historia- a someter al procesado a tormentos para que confesara “la posible verdad”, se llegó a recurrir a procedimientos supersticiosos- magia, ordalías, duelos judiciarios, juicios de dios- para esclarecer hechos delictivos.

A mediados del siglo XIX aparece la prueba científica como medio de certeza para llegar a demostrar la verdad con evidencia. Las ciencias son utilizadas ya en soporte a la justicia.

En los últimos años del siglo XX y los que llevamos del siglo XXI se han caracterizado por un desarrollo muy marcado de las CIENCIAS FORENSES, surgen nuevas especialidades, se superan procedimientos – procedimientos que anteriormente fueron altamente aceptables – por ejemplo el cotejo de cabellos queda prácticamente en desuso y se sustituye por el análisis genético-.

El siglo XXI traer adicionalmente una invasión – de las ciencias forenses a los medios de comunicación- series y variedad de programas enmarcados en el tema investigativo ocupan lugares privilegiados en la audiencia- se deslumbra al lector, el radioescucha o televidente y de alguna manera se generan percepciones de altísima capacidad de resolver hechos en minutos – que destaco están fuera de la realidad-.

Este siglo se ha caracterizado también porque agrupaciones forense, academias de alto reconocimiento internacional apoyan procesos de fortalecimiento a la prueba científica, la cual debe cumplir con varios predicados OBJETIVIDAD, PROFESIONALISMO, FUNDAMENTACIÓN EN CIENCIA.

Un grupo de trabajadores del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala INACIF –hubiésemos querido estar todos, pero bien sabido está que esto no es factible – en esta ocasión estamos con mucha alegría en nuestros corazones, porque se ha finalizado la construcción de uno de los siete centros periciales en proceso. Hay detrás de esta sede grandes esfuerzos, satisfacciones y no pocas carreras y desvelos. Pero lo importante ya está a disposición de la sociedad chimalteca.

El personal que lo recibe – coordinadora, peritos, oficinista y personal de apoyo – debe ahora con ESFUERZO, CORAJE, DETERMINACIÓN, DESEO, EMPEÑO Y SACRIFICIO hacer que este precioso edificio sea conocido por su infraestructura pero fundamentalmente reconocido por su equipo humano. Tremenda tarea les corresponde.

Haciendo referencia al pujante departamento de Chimaltenango oportuno considero comentar que: es uno de los departamentos de la República de Guatemala, pertenece a la región central, su extensión geográfica es de 1,979 kilómetros cuadrados, tiene una población – según datos consultados- de 449,133 habitantes, la cabecera departamento está a 1,800 metros sobre el nivel del mar, su nombre proviene de LUGAR AMURALLADO puesto que la historia narra haber sido un sitio militar amurallado.

Geográfica, política y comercialmente Chimaltenango es de altísima importancia a nivel República, importancia que se realza y se ha logrado por la laboriosidad de su gente la que aprovechando estar a solo 54 kilómetros de la capital y ser sitio de paso de la ciudad de Guatemala a todos los departamentos de occidente y con accesos a la costa sur, hace de estas oportunidades un medio de trabajo.

Haciendo historia y bajo ningún punto de vista con el propósito de criticar hago un relato del desarrollo de las Ciencias Forenses en Guatemala-

  • Fueron por muchos años descuidadas – más bien poco apreciadas-
  • Las labores periciales estuvieron distribuidas en distintas instituciones – lo cual hizo que esa atomización redundara en descuido y por ente retraso – se notó el rezago a nivel regional-.
  • La percepción de la población – al depender de instituciones cuyos fines son otros- era que no existía INDEPENDENCIA e IMPARCIALIDAD.
  • Estas razones expresadas con el mejor estilo y redacción están incluidas con los considerandos que de la Ley Orgánica del INACIF y que diera vida a la institución


Dando vuelta a la hoja y ahora viendo las acciones que INACIF toma para reivindicar en nuestro país las ciencias forenses menciono –LOS EJES FUNDAMENTALES DE TRABAJO-

COMPETENCIA DEL PERITO

Dos promociones de maestreando UNA EN CIENCIAS CRIMINALISTICAS Y OTRA EN MEDICINA FORENSE CONCLUIDAS- otras dos promociones preparándose para finalizar. Un grupo ya graduado de técnicos en ciencias forenses y otro grupo a iniciar en breve.
Cursos en materia gerencial y administrativa para que todos crezcamos juntos en la institución.

INFRAESTRUCTURA Y EQUIPAMIENTO

  • Esta sede es la cenicienta convertida en princesa- aquel sitio lúgubre, oscuro – dentro del cementerio, a la par del basurero- es cosa del pasado.
    • Es uno de los 7 centros periciales cuya iniciados; aparte de haber remozado básicamente lo recibido- son en total 26-.
    • Estos centros periciales nuevos dotados de mesas de trabajo adecuadas, cuartos fríos, aire acondicionado, adecuada iluminación, sistemas de drenaje cumpliendo a cabalidad con los requisitos para no contaminar el ambiente, la infraestructura como la ven sólida y siguiendo los flujogramas de trabajo.
      • Importante totalmente separada el área clínica – para manejo de víctimas de agresiones- del área de morgue.
  • Se ha adquirido equipamiento tanto en materia de medicina, balística, toxicología, genética, documentoscopía entre otros. La tecnología la tiene INACIF y se está empleando.


SISTEMA DE GESTIÓN DE CALIDAD Se cuenta con fuerte cantidad de procedimientos, guías, formatos que ayudan a estandarizar el trabajo y a hacer menos factible el riesgo de error humano. Su tarea documentar, y ver que se cumpla lo documentado.

Se debe seguir en pos de la superación LA MEJORA CONTINUA es tarea de todos los miembros del INACIF.

En esta mañana contamos con la presencia del doctor LUIS ARTURO SANCHEZ –Médico Patólogo y con especialidad Forense, con vasta experiencia, reconocido como uno de los mejores profesionales en su materia en América- NOS PRIVILEGIA SU PRESENCIA. Lo conocí cuando con el apoyo del gobierno americano, estuvo en más de una ocasión capacitando médicos, toxicólogos, fiscales, jueces y bueno muchos actores más a principios de los años 90.

Creo sin temor a equivocarme que sus esfuerzos fueron enormes y no necesariamente redundaron en mejoría y creo también que la limitante que se enfrentó fue desde dos perspectivas LA PRIMERA NO HUBO APOYO INSTITUCIONAL PARA EL DESARROLLO DE LAS ACCIONES QUE EL INCULCO Y DISEÑO PARA DESARROLLAR, pero también NO HUBO ESE DESEO GENUINO DE LOS ACTORES DE PONER EL PRÁCTICA LOS CONOCIMIENTOS DADOS- la que debemos llamar PASIÓN POR LO FORENSE-. Estos dos elementos fueron entre otros lo que marcaron el atraso.

A nuestros queridos compañeros INACIF CHIMALTENANGO digo, aquí está SU SEDE, es ella el mejor libros histórico ahora con todas sus páginas en blanco; libro que dará fe de sus logros, penas, carreras y grandes esfuerzos- estoy segura cada día registrará su dedicación, su esmero, su capacidad de servir a la justicia con pertinencia, eficiencia y oportunidad pero sobre todo será la bitácora que registre que la independencia e imparcialidad son los garantes de sus peritajes; páginas que darán fe que en este lugar no habrá espacio para el nido de la corrupción – un flagelo que lastima, corroe, destruye- y que ustedes estarán velando porque permanezca muy lejos del INACIF.

Tomemos la frase que en su momento pronuncio John F. Kennedy y que dice “El cambio es ley de vida. Cualquiera que sólo mire al pasado o al presente, se perderá el futuro.” Por ello todos debemos ver para el frente, caminar con paso seguro, buscar la mejora continua, superar los ataques, ser positivos ante adversidades, esto permitirá que la institucionalización sea una realidad y que el INACIF sea considerado un ejemplo de trabajo y de superación.

Como siempre lo hago a Dios mi Señor y Salvador, doy gracias por tanto y por todo –por la oportunidad de terminar este edificio y ponerlo en buenas manos-, por la vida de cada uno de ustedes, por la oportunidad de servir a Guatemala desde la Dirección de INACIF. Oportuno es hacer mención de horas de tesonero trabajo de USTEDES COMPAÑEROS – Ingeniero Sergio Herrarte y su equipo, Licenciada Berny de Fica y su equipo, Arquitecto Adán Muñoz- que se involucraron tanto en la construcción de este centro como en el que hacer administrativo que valga decir es tan fuerte. Superaron presiones, pudieron hacer las cosas importantes con alta urgencia y así se logró finalizar este proyecto con la satisfacción de decir DEBER CUMPLIDO; pido a mi Señor su misericordia porque el día a día en esta sede redunde en la justicia y paz social para Guatemala.

Dra. Myriam Ovalle de Monroy
Directora General del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala -INACIF-

Ver Boletín dando clic en la imagen